Informados

Con informados quiero decir, conocer nuestro entorno, el mercado laboral y por supuesto conocernos a nosotros mismos. Realizar un Análisis interno y externo.

Esta será la primera fase del “Plan Estratégico para Encontrar Empleo” y también la primera de vuestro propio plan estratégico para conseguir el empleo acorde a vuestros objetivos personales.

¡Veamos de qué debemos estar INFORMADOS!

Estar informados para buscar y encontrar empleo

1) ANÁLISIS INTERNO, CONOCERNOS

Esto se refiere a analizar nuestras fortalezas y debilidades para conseguir conocernos. Alcanzar el autoconocimiento personal.

Debemos hacer una reflexión e intentar ser conscientes de,

Qué se nos da bien - Que características personales nos definen - Cuáles son nuestros recursos y nuestras capacidades.

Aquí nos referimos tanto a capacidades funcionales o hard skills, es decir, nuestras habilidades técnicas, como nuestras soft skills o habilidades personales.

En definitiva, nuestros puntos fuertes, los que nos pueden diferenciar de los demás para poder así aprovecharlos.

Por otro lado, debemos ser conscientes también de nuestros puntos débiles, nuestras necesidades de mejora en ciertas capacidades o características.

Sólo si sabemos cuáles son nuestras debilidades podremos minimizarlas, corrigiendo las que se puedan y compensando con otras las que no sea posible corregir. Pero siempre tratando de crear nuevos puntos fuertes.

Por ejemplo,

Imaginaros que para el trabajo que queremos ejercer, es primordial saber inglés, y aunque lo hablamos perfectamente, la gramática inglesa no es lo nuestro. Pues bien, ya sabremos por dónde empezar para corregir esa debilidad respecto a habilidades técnicas / hard skills y convertirla en una más de nuestras fortalezas.

Si la organización del trabajo, de las tareas del día a día y de muchas otras circunstancias nos resulta complicada. Empezamos muchas cosas y no conseguimos terminarlas y no sabemos marcar prioridades, tendremos una carencia referente a la capacidad de gestionar el tiempo. Esta carencia se puede solucionar. Actualmente, existen multitud de recomendaciones, métodos y cursos con los que aprender a organizar las actividades y el tiempo disponible. Con ello aumentaremos la eficacia, eficiencia y productividad. Así pues, una vez adquirida la capacidad / habilidad personal / soft skill de Gestión del Tiempo podremos incluirlo como uno más de nuestros puntos fuertes.

Como estos existen muchos otros ejemplos. Debemos de analizar y conocer perfectamente nuestros puntos fuertes y los que no lo son tanto, y tratar de corregir o mejorar estos últimos.

En definitiva, conocernos.

Es importante hacerlo de forma explícita, escribir en un papel, por un lado, las fortalezas y por otro, las debilidades. Podremos aprovechar las primeras y corregir o mejorar las segundas en la medida de lo posible.

Esto es importante tanto para estar informados como para estar preparados.

Gracias a conocernos bien, podremos presentarnos con seguridad, preparar un buen elevator pitch, redactar adecuadamente la carta de presentación y otros aspectos que iremos viendo en las siguientes fases.

Asimismo, gracias a este análisis podremos descubrir que características nos diferencian de los demás, y nos permitirán posicionarnos. Estas características son las que expondremos por ejemplo, en una entrevista personal como valores añadidos propios, serán nuestra ventaja competitiva.

Es muy importante tener claro cuál es nuestro perfil, lo que nos define.

2) ANÁLISIS DEL MERCADO, DEL ENTORNO LABORAL QUE NOS RODEA

Debéis analizar vuestro entorno laboral para poder localizar las oportunidades que os rodean y no dejarlas escapar.

2.1) Puestos existentes

Este punto es especialmente importante para los que comenzáis vuestra andadura en el mundo laboral. Los que aun no tenéis claro lo que queréis hacer o que puesto deseáis desempeñar.

Si bien, también es importante para el resto ya que vivimos en un entorno cambiante.

Por un lado, van surgiendo nuevos puestos antes inexistentes y por otro, algunos de los puestos ya existentes quedan obsoletos y requieren de una adaptación para satisfacer las nuevas necesidades del entorno.

Todo ello, conlleva la necesidad de estar informados para prepararnos y adaptarnos a los cambios.

Con esto me refiero a que hay que estar al día e investigar que puestos existen y ver en cuáles podemos encajar y, además, nos gustaría desempeñar. Esto nos desvelará un amplio abanico de posibilidades.

Os pongo un ejemplo,

Transformación digital

(Aplicación digital de las tecnologías digitales en todos los aspectos de la sociedad humana). Han surgido un montón de puestos nuevos y muy demandados.

Según el artículo publicado en Silicon.es  por D. Ramosnuevos puestos serían

Social Media Strategist, SEM Especialist, E-commerce Manager y muchos más.

 Silicon Nuevos puestos

Queda claro que el entorno evoluciona rápidamente. En mi caso, soy de las que tuvo su primer móvil, más o menos, cuando entro en la Universidad, y con él me regalaron la mochila para poder transportarlo…Y qué decir de la pantalla de mi ordenador, ocupaba más que una nevera portátil…

En fin, hay que informarse y adaptarse, esta es la conclusión. Asimismo, gracias a los espléndidos buscadores de Internet, actualmente es mucho más fácil estar al día de las novedades de nuestro sector. Da igual que nos dediquemos a la construcción, a RR.HH., ingenierías o cualquier otro sector, hoy en día, existen recursos suficientes para informarse de cada uno de ellos.

2.2) Que es lo que piden

Tenemos que saber que es lo que están pidiendo las empresas, que competencias o habilidades requieren para los puestos que nos interesan. Se deben de leer el máximo posible de ofertas en cualquiera de las webs de empleo, en las mismas páginas web de empresas destacadas, en revistas profesionales, etc.

No solamente el titular sino leer completas las ofertas viendo todos los requisitos indicados.

Si sabemos qué características o capacidades son las más demandadas podremos analizar si ya forman parte de nuestros puntos fuertes. Si este no es el caso, debemos tratar de mejorar esta situación y transformar estas características, competencias o habilidades, en nuevas fortalezas. (Por ejemplo, a través de formación, tema incluido en la fase “Preparados”). Reitero, para esto la importancia de conocernos.

Recomiendo hacer una lista escrita sobre estos requisitos para después poder compararla con la lista que ya habremos realizado de nuestras fortalezas y debilidades.

Selección por Competencias

Actualmente, los departamentos de Selección de Personal utilizan mucho la Selección por Competencias. Este tipo de entrevistas no se centran en analizar solo el currículum y la experiencia indicada en él, sino que tratan de descubrir si el candidato posee las competencias o habilidades concretas que la empresa necesita para un determinado puesto. Asimismo, analizan las posibles formas de actuación del candidato ante determinadas situaciones teniendo en cuenta sus habilidades y competencias.

Por tanto, en este tipo de entrevistas priman las habilidades del candidato y si estas encajan con las que están buscando.

Por todo ello, es tan importante,

Análisis interno y externo
  • 1) Saber las competencias que las empresas demandan para determinados puestos y el perfil que buscan.
  • 2) Tener claro cuales son nuestros puntos fuertes y competencias actuales
  • 3) Descubrir las competencias que nos faltan y necesitamos para poder prepararnos y adquirirlas.

Así, podremos evaluar, por un lado, nuestros puntos fuertes y por otro, lo que debemos mejorar si lo comparamos con lo que requieren. Conocernos, Autoconocimiento personal.

Igualmente, hay que tener presente todas nuestras habilidades, ya que, aunque no las especifiquen, podrían añadir valor y por tanto ser cruciales para que la empresa se interese por nuestro perfil y decida incluirnos en su proceso de Selección de Personal y concedernos una entrevista de trabajo.

2.3) Empresas deseadas

Saber los puestos que nos gustaría desempeñar dentro del amplio abanico de posibilidades que hay, ya es muy importante y saber lo que exigen para dichos puestos es imprescindible. Faltaría descubrir las empresas en las que podríamos ejercer dichos puestos.

Toca investigar cuales son las empresas que tenemos a nuestro alrededor o en la ubicación donde queremos trabajar, y seleccionar o hacer un listado de las que consideremos que se adaptan a nuestras necesidades, exigencias, pretensiones o cualquier tipo de motivación que nos lleve a querer formar parte de su plantilla.

Esto es muy personal, cada uno valorará en mayor o menor medida diferentes características. Habrá algunos que lo que busquen sean empresas con las que puedan identificarse respecto a su visión y valores para poder trabajar motivados y totalmente involucrados con el objetivo de la organización, habrá otros que valoren sobre todo la trayectoria de las mismas y las posibilidades de desarrollo profesional, otros prefieran pequeñas empresas que trabajen por la zona y tengan buena reputación respecto a condiciones laborales, otros optaran por empresas que sean conocidas por su flexibilidad horaria, otras por su desarrollada RSC, etc.

Puede haber mil motivos, pero para llegar a trabajar en las empresas en las que realmente estamos interesados, debemos, primero localizarlas y después analizarlas. Saber su misión y valores, los tipos de perfiles profesionales que buscan, indagar sobre la historia y trayectoria de dichas empresas es esencial.

Si lo que pretendéis es trabajar en una determinada empresa, será porque realmente para vosotros posee un valor añadido del que carecen otras.

¡Eso es justo lo que debe percibir la empresa en vosotros, un valor añadido diferenciador!

Si conocemos la empresa y lo que busca, podremos explicar mejor porque nosotros y nuestras capacidades son las que mejor se adaptan al puesto. Y el primer paso, es plasmarlo en la carta de presentación que se enviará.

Las candidaturas espontáneas son las que se presentan a una empresa (empresas deseadas), aunque no tengan una vacante vigente, con la intención de que la empresa cuente con nosotros para futuras vacantes.

Importante: Informarnos sobre la empresa en todos sus aspectos.

Lo que se pretende es despertar el interés de la empresa a través de vuestra carta de presentación y CV, a pesar de que la organización no tenga vacantes disponibles en ese momento.

Para ello, debéis demostrar que realmente os interesa trabajar en esa organización en concreto, explicando el motivo y a su vez mostrando cual es el valor añadido que vosotros podéis aportar.

Recopilando,

Conocernos, ser conscientes de nuestras fortalezas y debilidades gracias al análisis interno realizado. Asimismo conocer las oportunidades y amenazas que nos presenta el entorno laboral. Todo ello, a través de estos tres puntos:

  • Análisis externo realizado respecto a  los puestos que existen y que pueden ser opciones viables tanto por nuestra formación, presente o futura, como por nuestro deseo de ejercerlos
Saber los requisitos que se están demandando para los puestos que queremos desarrollar
  • Estudio realizado sobre las empresas cercanas o no cercanas en las que  nos gustaría trabajar 

3) Modelo DAFO y Canvas personal

Todo esto se podría resumir a través del Modelo de Análisis DAFO, acrónimo de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Este modelo nos ayuda a tener una visión global de todos los aspectos citados hasta ahora. Tanto  el conocernos como conocer nuestro entorno. Existen otros modelos de análisis que podríamos utilizar, como por ejemplo el Modelo Canvas personal, otra para visualizar y analizar nuestro entorno y nuestras capacidades y características propias. 

Cada uno elegirá el que crea más conveniente.

Modelo DAFO

Modelo DAFO para conocernos y conocer nuestro entorno

Modelo Canvas Personal

Modelo Canvas Personal, para conocernos y conocer nuestro entorno

Seguiremos en la siguiente página con los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de definir nuestros objetivos y cómo hacerlo. Ya estamos entrando en nuestra segunda fase del Plan Estratégico para Encontrar Empleo!!